Todos los horarios
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

El esqueleto de un "niño-vampiro" de 1550 años fue hallado en Italia

Los restos mortales de un "niño-vampiro" de 1.500 años de antigüedad fueron encontrados por arqueólogos en un antiguo cementerio en Lugnano, Italia. El cráneo infantil contenía una piedra en su boca. Los investigadores sugieren que quien lo enterró hizo esto para impedir que se levantara de su lecho de muerte y esparciera enfermedades entre los vivos.

"Nunca he visto nada parecido a esto, es algo extremadamente siniestro y extraño", dijo David Soren, profesor de arqueología de la Universidad de Arizona en Estados Unidos. Él supervisa excavaciones en el sitio arqueológico italiano desde 1987. Los expertos se refieren al hallazgo como "el vampiro de Lugnano".

Hay registros arqueológicos de otros esqueletos de personas enterradas con piedras en la boca en diferentes regiones de Europa, como Inglaterra y Polonia. Se cree que esa costumbre tenía el objetivo de prevenir que "vampiros" regresaran de la muerte para hacer daño a los vivos.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que el "vampiro de Lugnano" habría muerto de malaria. El cementerio donde se realizó el hallazgo fue construido en el siglo V cuando un brote de malaria devastó a la comunidad. No fue posible identificar el género del niño, que fue enterrado con cerca de 10 años de edad.

Otros restos fueron encontrados en el lugar, llamado La Necropoli dei Bambini (El Cementerio de los Niños). Entre ellos, esqueletos infantiles enterrados entre garras de cuervos, huesos de sapo y calderos llenos de restos mortales de cachorros de perros sacrificados. Otro esqueleto tenía piedras sobre sus manos y pies. Las supersticiones medievales estarían detrás de todos estos rituales fúnebres.


Fuentes: Live Science y The Independent

Imagen: David Pickel/Stanford University/Reproducción